miércoles, 5 de marzo de 2014

El infierno de su vida.

De repente, (y no tan de repente) pasó lo inevitable. Las mariposas de su estómago se convirtieron en terribles avistas asesinas. Se dio cuenta de que su cielo azul también tenía nubes grises y que se avecinaba tormenta. Sus ganas de vivir la vida se convirtieron en un impulso por dejarlo todo. Se fijó por primera vez en que las 12 rosas rojas que le había regalado también tenían puntiagudas espinas.
Las carcajadas se convirtieron en sollozos y la sonrisa dio paso al mar de lágrimas. Las caricias se convirtieron en rudos golpes. Antes le faltaba el aire cada vez que la besaba, ahora se ahogaba por miedo cada vez que le chillaba. Hace tiempo, su corazón se aceleraba cuando él sonreía. Ahora lo hacía cada vez que levantaba la mano.
te-amo-no-es-tu-amoLos gemidos de placer fueron sustituidos por gritos de dolor. Las palabras de amor dejaron de pronunciarse para que sólo salieran súplicas de su voz. Los mordiscos juguetones llegaron a ser cicatrices de un horrible recuerdo. 
Entre una cosa y otra, entre amenazas e insultos, queriendo escapar de aquel infierno, se dio cuenta demasiado tarde de que ya nadie podía hacer nada por ella.



Un texto para todas aquellas mujeres víctimas de la violencia, para que no callen, sean fuertes y luchen. Para que luchen por ellas.

Un beso y que tengáis un buen día!

6 comentarios:

  1. El maltrato doméstico es un mal que se debería de erradicar... (como muchos otros...)

    me gustó tu texto y como lo reflejaste este problema

    un besooo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado!
      Un besoo^^

      Eliminar
  2. Qué texto tan real!!
    Me gustó tu forma de explicarlo!!! ^^

    Un beso! ;)
    http://myworldlai.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado!
      Un beso :)

      Eliminar
  3. Guau 0.0 me encantó esta entrada... DI NO AL MALTRATO

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de que te haya gustado :)
      Un beso!

      Eliminar